Ilustración editorial, publicitaria y prensa - Merchandising - Señalética.


martes, 9 de diciembre de 2008

Ilustraciones publicitarias

Con un personaje ya existente, Chipi, he hecho estas ilustraciones para el envase de un producto alimenticio dirigido al público infantil, modalidades chocolate y lácteos, bajo las directrices del director creativo. Después de todo, vistas las perspectivas económicas mundiales, el cliente final ha decidido tirar para atrás el proyecto y el envase quedará con su antigua imagen.

7 comentarios:

Palabra dijo...

Qué interesante¡¡¡y gracias por tu cita.
saluditos de colores¡¡¡

Carmen Marcos dijo...

Hola Mar,
gracias por seguir el blog, también sigo los tuyos para ver las novedades azules. ¡Saludos a Osi!

Rafael Arjona dijo...

Bon Nadal !!!
Y que el 2009 sea un gran año!!

rayen amaru muñoz dijo...

Hola Carmen!
Muchas gracias por tu comentario del blog, lo considero parte de los regalos navideños. Estas piezas me parecen muy divertidas y bien acabadas, es una lástima que el trayecto se vea modificado por la economía. En mi país de origen (Venezuela) esta es una circunstancia común... Soy residente española desde hace 6 años y hoy en día veo cómo surgen las similitudes en cuanto a la "crisis gráfica" que deviene de factores político-económicos, y a mi parecer lo próximo consiste en una competencia dura y muchas veces desleal por mantener o arrebatar clientes; tanto más en la publicidad que en el diseño, pero se verá. Por mi parte, te deseo toda buenaventura de las metas cumplidas para este 2009, muchas sonrisas, nuevas herramientas y recursos expresivos, salud y amor.
Y que la crisis nos haga más creativos día tras día!!!
Un gran abrazo.
Rayén

Carmen Marcos dijo...

Gracias Rayen, y besos para tu correcaminitos.

Carmen Marcos dijo...

Gracias Mar, ya he dejado un comentario en tu blog como siempre que paso a ver las novedades.

Carmen Marcos dijo...

Gracias Rafa, por tus buenos deseos. Quién sabe, puede que este año 2009 sea un gran año, como dices. Lo deseo fervientemente también para tí.
Un abrazo,
Carmen.